Economías Comunitarias

economias-banner-web

El territorio para las culturas indígenas implica un pilar central en las representaciones culturales del mundo, como en las prácticas y formas particulares de habitar y aprovechar los recursos.

Desde Etnollano se entienden las particulares relaciones que las diferentes culturas establecen con sus espacios y recursos, es por esto que se busca fortalecer desde la Sección de Economías Comunitarias, la apropiación, promoción, organización y fortalecimiento de prácticas sostenibles de manejo para cada comunidad, resguardo o colectividad. Las diferentes formas de producción y economía, representan entonces un foco y siempre factor común de trabajo, que desde Etnollano se materializa en acompañar procesos de fortalecimiento de la autonomía y el bienestar, a partir de un manejo propio y sostenible de los recursos para la buena vida en el territorio.

Luego de más de quince años de experiencia se ha evidenciado que el fortalecimiento de la práctica artesanal en las comunidades indígenas, representa una opción sostenible y viable de producción, que además de propiciar autonomía y organización, revaloriza rasgos culturales y formas de manejo tradicional de materias primas, representando opciones de manejo sustentable y protección de territorios. El turismo comunitario se presenta como una estrategia que puede contribuir a hacer sustentables y rentables proyectos de desarrollo en el largo plazo de las comunidades indígenas y además puede fortalecer sus prácticas tradicionales y sus instituciones. Etnollano le apuesta a estos procesos e iniciativas organizativas, buscando generar ingresos complementarios a los grupos a partir de conseguir cadenas productivas regularizadas con productos o servicios de alto valor agregado cultural y la consecución de nuevos espacios de venta.

El encuentro de las economías propias de las culturas indígenas con nuevas economías que se han acoplado y articulado de diferentes maneras en los últimos años, representan retos grandes que han promovido en algunos casos situaciones críticas poniendo en riesgo economías de subsistencia o generando procesos fuertes de desorganización interna. Es por esto que desde Etnollano entendemos que ahora es fundamental que las comunidades y resguardos generen procesos actuales de auto diagnóstico de recursos, formas propias de monitoreo, así como procesos organizativos económicos generales integrales. Es fundamental que las economías comunitarias para cada contexto dejen de asumirse de forma desarticulada, que se planeen de forma integral y que redunden en procesos de bienestar, a partir de actuales o nuevas alternativas productivas sostenibles, social, cultural y ambientalmente; así como a procesos generales de fortalecimiento de economías comunitarias organizadas-ECO`s, es decir en concordancia con estrategias culturales de educación, salud y gobernabilidad.

De otra parte, las economías indígenas fortalecidas y acordes a los planes de vida de cada pueblo, implicarán una cada vez más necesaria articulación de estas alternativas con proyectos municipales y departamentales, que cada vez más demandan la inclusión general de todos los grupos poblacionales en proyectos que ahora desde el orden nacional, ponen a estas regiones de la Amazonía y la Orinoquía en lupa para el desarrollo económico del país. En estos nuevos tiempos se requiere gran reflexión y fortaleza interna de la población y líderes indígenas en cuánto a sus economías, una forma constante y transparente de información de presiones económicas y proyectos en curso, y una alta participación y articulación con procesos económicos regionales, para que se puedan gestar alternativas productivas propias en el marco de economías regionales o nacionales.

El reto está en que estos procesos permitan que dentro de estas lógicas de crecimiento económico general, pueda darse cabida a una respetuosa y acertada articulación de economías indígenas ancladas en sus propias visiones de desarrollo y bienestar.

Trayectoria de apoyo a alternativas productivas desde Etnollano

La experiencia de la Fundación en actividades productivas alternativas comenzó en el año 1993, mediante el apoyo a iniciativas de trabajo en artesanías de comunidades indígenas de la selva de Matavén, un extenso territorio ubicado en el sector nororiental de la Amazonía colombiana. Paralelamente, a partir del año 2003, se inició a apoyar el desarrollo de alternativas productivas en un contexto urbano, en la ciudad de Puerto Carreño, capital del departamento del Vichada. A partir del 2005 se inició el apoyo a grupos del bajo río Orinoco en el Municipio de Puerto Carreño y posteriormente en 2007 y hasta el presente se ha ampliado el apoyo a grupos en los ríos Vaupés y Cuduyarí del departamento del Vaupés, comunidades rurales y urbanas del departamento del Guainía, así como otros departamentos del país: Putumayo, Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Antioquia, Córdoba y la Guajira.

El fomento a la producción artesanal surgió como una iniciativa de las comunidades preocupadas ante la incursión en mercados externos que generaron en los pueblos desuso de prácticas tradicionales, migración de la población a los cascos urbanos y pérdida de economías tradicionales de subsistencia. Estos factores estaban afectando directamente la salud e identidad de los pueblos, razón por la cual el fortalecimiento de la actividad artesanal representó una opción viable para muchas comunidades.

La artesanía étnica es una alternativa importante de generación de ingresos en las comunidades. Es también una actividad que refuerza la identidad, la tradición y los valores familiares, bajo una reafirmación étnica y social. Bien orientada, es además una estrategia económica que apoya la conservación ambiental y la protección de los recursos naturales. La labor artesanal refuerza también el papel de las mujeres en sus comunidades y permite a estas trabajar en su casa y por ende seguir de cerca el crecimiento de los hijos y el cuidado de la familia. Por último, las artesanías posicionadas en el mercado con un alto valor étnico, social y ambiental, ayudan a promover el patrimonio cultural y a fomentar la organización de las organizaciones indígenas de la región.

El apoyo artesanal promovido por la Fundación se enmarca en 3 premisas fundamentales:

  1. Trabajo integral: el desarrollo económico se complementa con el mejoramiento de la salud, con la revalorización de la identidad cultural y el fortalecimiento de la autonomía.
  2. Visión construida participativamente: la construcción de las alternativas nace de la propia comunidad y se construye concertadamente.
  3. Enfoque de proceso y sostenibilidad: los procesos se dan desde la comunidad y al ritmo que cada grupo establezca, para que se apropien las prácticas y sean sostenibles a futuro.

El acompañamiento se centra en 5 componentes básicos:

  1. Fortalecimiento cultural de la práctica: Promover la recuperación de conocimientos tradicionales asociados a las artesanías (oficios tradicionales, formas con sustento cultural, técnicas culturales) y propiciar su transmisión y divulgación.
  2. Organización interna de los grupos: Incentivar la regularización de los procesos y la creación de acuerdos de trabajo comunitarios.
  3. Estandarización y delimitación de calidad: Generar prácticas de estandarización, calidad y diseño para obtener líneas de productos adaptadas al mercado.
  4. Sostenibilidad ambiental: Delimitar planes de manejo de materias primas que aseguren la reproducción sustentable de los procesos.
  5. Capacitación comercial: Aportar conocimientos y herramientas para la consolidación de relaciones comercial estables en mercados locales y nacionales.

Algunos de los logros que ha dejado este fomento a la artesanía:

  • Grupos consolidados de artesanos con cadenas productivas regularizadas, apoyo a 35 grupos en el país.
  • Desarrollo de productos diferenciados y de alta calidad que responden a criterios de uso sostenible y con referentes étnicos particulares. Más de 100 nuevos productos desarrollados.
  • Recuperación de procesos en tejidos y técnicas de talla y cerámica con grupos Sikuani, Amorúa, Piaroa, Cubeo, Piapoco, Puinave y Curripaco del noroeste amazónico.
  • Generación de nuevos espacios comerciales acordes a las posibilidades de cada grupo. Cinco grupos participando autónomamente en Expoartesanías y con nuevas relaciones comerciales estables locales y nacionales.
  • Aumento en los ingresos económicos a partir de la venta de artesanías y manejo colectivo de reinversión de ganancias. Fondos de Inversión Social Comunitaria en funcionamiento.

*En el 2011 la Fundación Etnollano recibió el Galardón de Fomento a la artesanía en Colombia, por su aporte al fomento del trabajo artesanal de grupos indígenas de la Amazonía y Orinoquía, premio otorgado por Artesanías de Colombia S.A.

GALERÍA FOTOGRÁFICA ECONOMÍAS COMUNITARIAS

PUBLICACIONES

Artesanía. Cultura, autonomía y territorio. Etnollano, 2014

Artesanía. Cultura, autonomía y territorio. Etnollano, 2014

 

 

2 thoughts on “Economías Comunitarias

  • Hola buen dìa.

    estoy interesada en comprar artesanías todo lo que tiene que ver con bolsos, pulsera y collares, quiero iniciar un negocio y me interesaría poder ayudar a fundaciones que apoyen las culturas indígenas.

    Si pueden facilitarme información, les estaré agradecida

    gracias.

    feliz jueves…

  • es para un proyecto de ecoturismo rural implementado con bancos de semillas cabañas y artesanias esto es para el beneficio de la comunidad ya que hemos tenido problemas con el turismo deportivo por ello se planteo a nivel de jovenes pensando para el bienestar de la comunidad soy un joven de la comunidad de la urbana -mataven -vichada necesito una ayuda tecnica para este proyecto gracias………..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *